“Hace 73 años, soldados rusos como mi amado abuelo Israel (Z”L) liberaron a los judíos del infierno del Holocausto.
Estoy honrada de ser la nieta de un Maccabbe moderno, quien tuvo la visión de enviar a su joven esposa y a su hijo pequeño (mi padre) a las afueras de Siberia en el embate de la guerra para asegurar que se mantuvieran con vida.
Un guerrero, que pudo obtener uno de los más altos rangos del Ejército Soviético, a pesar de ser odiado por muchos de sus compañeros por el simple hecho de ser judío.
Mi héroe, que fue uno de lo pocos que ganó la Estrella Lenin en el Ejército Soviético (medalla amarilla), uno de los más altos honores en el Ejército Soviético.
Que podamos siempre recordar la importancia del 9 de Mayo, Día de la Victoria, y a los hombres que ayudaron a asegurar la existencia del pueblo judío hoy en día.”

ESPAÑOL